IMAGENES I Presentación del Libro "Tlacotalpan en la Historia 1200-1914" Desde Mi Verde Ribera

IMAGENES II Presentación del Libro "Tlacotalpan en la Historia 1200-1914" Desde Mi Verde Ribera

Biografía del Poeta Mayor Raúl Márquez Martínez

Este Extraordinario Poeta Veracruzano y Mejor Ser Humano, nace un 9 de abril de 1937 en Tlacotalpan, Veracruz; cuna que comparte orgullosamente con el inolvidable músico poeta, Agustín Lara, A quien admiraba profundamente y quien fuera en buena medida un personaje que influyera decididamente en su conformación poética, --el otro fue Don Jesús Orta Ruíz, el Indio Naborí-- razón por la que dominaba con amplísima autoridad la obra del músico jarocho, siendo una de las pocas gentes que había estudiado a profundidad los sonetos y los romances escritos por el músico inolvidable.
De esa pasión por todo lo que fuera genuinamente Tlacotalpeño, nacen dos de sus mejores espinelas, entre las muchísimas que escribió: “Testigos” y “Música y Poesía” ligadas íntimamente a Don Agustín Lara. Hijo del matrimonio formado por Raúl E. Márquez Contreras y Ninfa Martínez Sánchez, realiza sus estudios elementales en su “Verde Ribera” como le decía a su entrañable Tlacotalpan, de donde sale años mas tarde para matricularse en el Instituto Politécnico Nacional específicamente en la ESIA —Escuela Superior de Ingenieros y Arquitectos,--- carrera que deja inconclusa para incorporarse a la CIAAC –Centro Internacional de Adiestramiento de Aviación Civil–- donde concluye su instrucción en 1960, graduándose como Capitán Piloto Aviador Comercial, estudios que pudo realizar gracias a una beca otorgada por la ONU.
Es significativo destacar que el Capitán Raúl Márquez Martínez pertenece a la 1ª generación de pilotos egresados con título profesional.
Su natural inspiración por el arte, la poesía y la cultura en general, lo habían llevado previamente en 1952 a realizar estudio de Literatura Castellana relacionados con Historia y Poética. Como buen investigador nato y en muchos aspectos literarios autodidacta; a partir de 1963 se dedica a estudiar en forma la estrofa decimal, el soneto y el romance. Siendo esta primera composición decimal la que lo cautivó convirtiéndolo en erudito del tema de la décima y la espinela, las que llegó a dominar con exquisitez y absoluto dominio de la conformación en cuanto a métrica, rima y armonía.
De hecho es gracias a esta composición poética donde el Capitán Márquez Martínez se consagra como un poeta de enorme sensibilidad y talento.
Precisamente es la espinela el motor que mueve al poeta por el mundo para conocer de cerca los orígenes de esta estrofa poética, por lo que viaja en diferentes ocasiones a Las Palmas Gran Canaria en España a los festivales de la Espinela y a Cuba para participar en las no menos famosas jornadas “Cucalambeanas” llamadas así en honor al poeta cubano Juan Cristóbal Nápoles Fajardo “el Cucalambé” con los enormes repentistas cubanos, entre quienes destacan Don Jesús Orta Ruíz el Indio Naborí, Renael González Batista, Oscar Zuloaga Uribe, Ricardo González Llero, entre otros consumados decimistas.
Justamente de estos encuentros poéticos donde realiza un destacadísimo papel, es que nace una entrañable amistad con el poeta mayor Don Jesús Orta Ruíz y su esposa Eloina, amistad que sirviera de marco para incontables anécdotas de verdadero amor filial y afecto imperecedero que afortunadamente sirvieron como punto de referencia para que ambos poetas, suscribieran una hermosa correspondencia de reconocimiento mutuo; sirva de ejemplo la espinela realizada allá por 1996 por el poeta tlacotalpeño al poeta cubano en la que hace alusión a la calidad de invidente del Indio Naborí y a la que denominó:
“Yo sé”
Por supuesto que también Don Jesús en alguna ocasión hizo expresivo su afecto y la cariñosa admiración que le tenía a nuestro personaje, ya que estando en Tlacotalpan precisamente en unas jornadas espinelianas convocadas por el propio Capitán Márquez, bajo un torrencial aguacero que caía sobre La Casa de la Cultura donde concluían dichas jornadas, con la sutil elegancia y el dominio del idioma que siempre tuvo el poeta mas recitado de Cuba, hizo un verdadero alarde de improvisación y emotividad cuando de manera espontanea se refirió al capitán Márquez de la siguiente manera:
Una magnífica descripción de ese especial momento, montada sobre una espinela de oro nacida desde la invidencia, el talento y el conocimiento poético de Don Jesús Orta, para un poeta tan grande como lo fue el propio Naborí.
Esta amistad fructificó dando origen a una serie de espinelas de pie forzado que es uno de los ejercicios poéticos de mayor grado de dificultad en la poesía rimada, como se demuestra con aquella que da origen a uno de los libros del Indio Naborí denominado “Desde un mirador profundo” don Jesús escribe:
Una sentida descripción de la ceguera que acompañó a Don Jesús durante más de 15 años. Ante lo cual Don Raúl Márquez le escribe su espinela de pié forzado:
Dos almas gemelas unidas por la poesía y por el cariño de hombres de bien; dos poetas inconmensurables lamentablemente ya extintos.
A lo largo de los años que duró esta singular amistad, se fue nutriendo con la inspiración de ambos personajes quedando como constancia de la misma la variedad de escritos poéticos realizados para el efecto, muchos de los cuales se pueden leer en los libros “Mis Luceros” y “Mas Luceros” del poeta tlacotalpeño.

Casado con la distinguida dama María del Carmen Silva Murillo un 16 de Junio de 1963, este apreciable matrimonio procreó tres hijos: Raúl, Maica y Jessica quienes a su vez les obsequiaron a sus cinco nietos: Maica, María Gloria, Raúl, Kiana y Karla. Raúl Márquez encuentra en la familia que encabeza, un sobrado motivo para dar rienda suelta a su generosa y filial inspiración, denominando a su esposa y descendientes como “Luceros” porque así los sentía y vivía, como regalos de Dios que le iluminaban su personal cielo.

Deja testimonio de su inmarcesible amor a los suyos con todas sus décimas iniciales, cuando aún no dominaba la exquisita técnica superior de la espinela, da cuenta de sus pininos como decimista aquella con la que le reitera su amor a Doña María del Carmen, “Bendito camino” Y ya un consumado erudito de la espinela, le compone a sus nietos con las metáforas más bellas y lo mas sentido y puro de sus sentimientos una serie de composiciones que quedarán grabadas con letras de amor en el corazón de los suyos; “Cuando duerme un ángel” “Con la brisa y con el viento” “Vuelo de pestañas” “Cuarta generación” y muchas más que con los años cobrarán su verdadera dimensión como legado familiar a sus deudos.
Raúl Márquez Martínez sembró amistad a su paso y cosecho cariño y lealtad de sus amigos; sembró ternura y certidumbre entre sus familiares y cosechó amor y veneración; deja un legado de hombre intachable, poeta mayor, tlacotalpeño de oro apasionado de su terruño y de su México lindo y querido, extraordinario platicador, aficionado al piano y al acordeón, empecinado personaje en promover la cultura y la educación, insustituible esposo, mejor padre y abuelo irrepetible, son muchas de las facetas con que este hombre de enorme corazón y talento inagotable iluminó durante 73 años el camino de quienes tuvimos el privilegio de conocerlo.

Participaciones y Actividades desempeñadas por el poeta mayor Capitán Raúl Juan Márquez Martínez

1952 a 2009.- Estudio de La Literatura Castellana. —HISTORIA Y POETICA.
1963 a 2009.- Cultivo de la Décima Escrita, el soneto y el Romance
1989 a 1994.- Participó en “Viva la Cuenca” Radiodifusoras XEFU y XEQO, en Cosamaloapan, ver. Y Encuentros Nacionales de la Décima en Tlacotalpan, Ver.
Desde Abril de 1992 Secretario y miembro fundador, de la “Asociación Civil Gran teatro Netzahualcóyotl”.
1993.- Participó en el II festival Afrocaribeño, en el Puerto de Veracruz.
1995.- Participó en el III Festival Iberoamericano de la Décima en las Tunas, Cuba.
1996.- Participó en el IV Festival Iberoamericano de la Décima en el Puerto de Veracruz.
1996.- Miembro fundador de la Peña de la Décima Espinela en Tlacotalpan, ver.
1997.- Participó en el V Festival Iberoamericano de la Décima y XXX Jornada Cucalambeana, Las Tunas, Cuba.
1997.- Participó en el I Festival Iberoamericano de la Décima en San Luis Potosí, S.L.P.
1998.- Participó en el VI Festival Iberoamericano de la Décima en Las Palma, Gran Canaria, España.
1999.- Estudios sobre las Normas para Conservar y Preservar Sitios Patrimonios de la Humanidad.
1999.- Miembro Fundador del taller de” la Décima Espinela” en Tlacotalpan, Ver.
Desde 2001- Director y Fundador del “Taller de la Décima Espinela” en Córdoba, Ver.
2003.- Participó en el III Festival Iberoamericano de la Décima, en San Luis Potosí, S.L.P.
2004.- Participó en el Primer Foro de la Décima Espinela en Los Ángeles, CAL. U.S.A.
2004.- Coproductor del C.D. Desde mi verde ribera. La Décima cantada en diversas tonadas iberoamericanas.
2004-2005 Participó en el Programa de Radio T.V. Fórmula, México D.F. “Lammoglia, La Familia y Usted”. Con los Temas: Historia de la Espinela; Obra Poética “Sonetos y Romances” de Agustín Lara y, Conservación y Preservación del Patrimonio Cultural.
2004.- Fundador del Sitio Cultural Histórico Poético desdemiverderibera.org.
2005-2007.- Invitado como Jurado Calificador de la Décima, en los 3 “Festivales del Mar”, en Coatzacoalcos, Ver.
2007.- Participó junto con 36 Poetas Cubanos del Grupo Espinel Cucalambé, en Puerto Padre, Cuba, de la Unión Nacional de Escritores y Artistas de Cuba UNEAC.
2007.- Participó en la XL jornada Cucalambeana de la Décima, en las Tunas, Cuba.

Enamorado y Apasionado del terruño que lo vio nacer, empieza a realizar una investigación detallada y a recopilar datos importantes de Tlacotalpan desde sus inicios, llevándolo a escribir su última gran obra literaria, titulándola “Tlacotalpan en la Historia: 1200-1914”

Créditos:

Recopilación y Texto por Félix Justiniano Ferráez

Edición y Diseño por Juan M. Ferman García

A DON RAUL MARQUEZ MARTINEZ

Su Tlacotalpan lo llora
Y lo llora la Palmera
Llora su Verde Ribera
Y el Papaloapan lo añora.
Va por la luna y la aurora
Diciendo los versos suyos
Y se escuchan sus murmullos
Por todito el caserío
Y por la orilla del río
Va encendiendo los cocuyos.

Va encendiendo los cocuyos
Las cigarras y los grillos
Luceros como bombillos
En sus nocturnos arrullos.
Va endulzando zaramullos
Y en su ribera sonora
Con su caudal que atesora
Una lluvia solidaria
Mientras digo mi plegaria
Su Tlacotalpan lo llora.

Félix Justiniano Ferráez.
Cancún, Mexico. Navidad del 2009

Honor a Quien Honor Merece.
Difícilmente existirá otro Tlacotalpeño que haya desbordado todo el amor en su tierra, dedicando su vida a resaltar e incrementar su grandeza, por ello, de una serie de entrevistas realizadas por Honorio Robledo y Javier Amaro al Arquitecto Humberto Aguirre Tinoco, publicada por el Centro de Documentación del Son Jarocho el Miércoles 4 de Marzo del año 2009, me permitiré trascribir una parte como tributo a la grandeza artística de este Tlacotalpeño y como reconocimiento al gran legado cultural que deja a su pueblo:
Cuando yo era pequeño recuerdo el repiqueteo del Son en la “duermevela”, mientras me iba quedando dormido resonaba la música que se tocaba en la plaza de armas, y con ella me adormecía. Fui creciendo y mi vida estuvo siempre envuelta en la efervescencia del Son. Con ello me impregné y es parte medular de mi existencia. El Son, para mi, es un tónico que te nutre al escucharlo, y el bailarlo te llena de vitalidad.

En mis recuerdos de infancia quedó intensamente grabado el primer Fandango al que asistí con mi familia. Fuimos invitados par un sacerdote que iba a bendecir las propiedades que un ganadero había comprado par el Tesechoacán, y nos fuimos en una lancha río arriba.

Acá, en Tlacotalpan, todo es claro; el llano es amplio, sin escondrijos, y el río es ancho, pero remontar las aguas azulencas del Tesechoacán fue una prodigiosa experiencia a mis ojos de niño, pues el río se iba encajonando entre unos murallones. En aquellos tiempos los ríos tenían sus aguas con tonos verdes o azules, pues no habrá toda esa tala inclemente que provoca que las aguas bajen azolvadas, ni había contaminación. En las orillas del barranco crecían árboles altísimos, cuyas frondas se entreveraban en lo alto, oscureciendo el trayecto, donde gritaban y correteaban los monos, los loros y las iguanas. Ya ese viaje era una maravilla. Así llegamos al caserío, donde celebraron la misa en una explanada alta, para resguardarse de las crecidas. Yo era muy chico y me quedé dormido. Desperté al anochecer. Ya mucha de la gente se había regresado a Tlacotalpan, pero nosotros nos quedamos y ahí experimente una de las cosas más bellas e impresionantes de mi vida, pues lo primero que escuché fue el retumbar de la Tarima a lo lejos.

Hay un momento al anochecer al que le llaman "El Conticinio"; es un tiempo de oscuridad, por ahí por la media noche, en donde en el campo se hace un silencio total; los animales y las bestias callan. Los bichos enmudecen; nada se mueve y hasta el viento deja de soplar. En ese momento es cuando el retumbar de la tarima llenaba la noche entera.
Yo me acerque siguiendo la luz de las candilejas que iluminaban el Fandango, en una colina. Las candilejas eran una especie de teas, colocadas a buena altura, porque no había electricidad. Las candilejas, con esa luz amarillenta e inestable, iluminaban a los participantes del Fandango. La mayoría eran cañeros y campesinos, pero estaban todos renegridos por la zafra, así que, a la luz de las candilejas, las facciones se convertían en algo tremendamente espectral, pero al mismo tiempo con una enorme vitalidad, entre ese juego de luces y sombras desvanecidas con la noche invadida de Son jarocho. Las sombras devastadas de las fandangueras se proyectaban y se mezclaban en la pendiente de la colina, en un espectáculo silencioso, siempre cambiante. Yo permanecí extasiado durante horas, hasta que llegaron a buscarme, pensando que me había perdido...La tarima es el centro de la fiesta primordial, el Fandango.

En general los músicos empezaban a florear la Tarima con los Sones, calentándola, y entonces entraban las bailadoras experimentadas, que, a veces, hasta eran pagadas para animar el Fandango. Así, poco a poco, se iban incorporando las jóvenes, imitando pasos y las mudanzas de las mayores. En Tlacotalpan el Fandango era una fiesta popular, pues muy pocas señoritas de "buena familia" se incorporaban a los Fandangos de los barrios, aunque, por supuesto, casi todas sabían bailar y versar.

Para mí, desde mi experiencia y mi niñez en Tlacotalpan, el jarocho es la mezcla de los españoles con los africanos. De España vienen las guitarras y las formas de la danza…
De la serie de entrevistas tiene particular importancia este extracto, porque en el devela el maestro Tlacotalpeño el momento exacto de donde proviene el amor por sus raíces, que aunada a sus virtudes artísticas naturales y a su formación académica, engendran en su persona una combinación de capacidades que desarrolla en diversos rubros del arte y la literatura.
Patente de ello queda gravada para la historia de Tlacotalpan en sus hechos y obras como: la fundación de la Casa de Cultura, del Museo Salvador Ferrando, del Encuentro Nacional de Jaraneros y Decimistas, del diseño y construcción de la Plazuela Doña Martha, del rescate de la obra del Pintor Tlacotalpeño Alberto Fuster, la gaceta Tlacotalpan Cultural, donde publica una colección de 12 libros acerca de la vida y obra de diferentes poetas de Tlacotalpan, tales como Josefa Murillo, Julio Sesto, Gonzalo Beltrán Luchichí, entre otros, la creación del escudo de Tlacotalpan, la recopilación de obras del pintor tlacotalpeño Salvador Ferrando, la recopilación de objetos del músico poeta Agustín Lara, la autoría de libros como Sones de la tierra y cantares jarochos, El Tenoya, Crónicas de Tlacotalpan y diversos artículos para periódicos y revistas, gestiones como Director del Museo Salvador Ferrando, Director de la Casa de la Cultura Agustín Lara en Tlacotalpan y Fundador de la Casa de la cultura de Orizaba, recibió además el honor de ser nombrado Hijo Distinguido del estado de Puebla por sus investigaciones sobre las pirámides de Cholula y etnias.


En su obra “Desde Santiago a la Trocha: La crónica local sotaventina, el fandango y el son jarocho”, Ricardo Pérez Montfort, se refiere al maestro Tinoco de la siguiente manera…”:
La labor del Maestro Humberto Aguirre Tinoco por dar a conocer los múltiples valores culturales de la región lo convirtieron en un cronista obligatorio del acontecer jarocho tlacotalpeño y figura irremplazable a la hora de mencionar la fiesta, los fandangos y los sones sotaventinos. Él mismo escribió una crónica clásica a principios de los años setenta que llevaba el puntual título de “Lo jarocho, lo popular, lo perdurable”. Una especie de “esencia” jarocha se podía percibir en sus líneas, que recorrían el paisaje, los tipos, la cocina, las leyendas, la arquitectura, los trajes, las artesanías y sobre todo las fiestas, las músicas, las líricas y los bailes de los pobladores de esta ciudad sotaventina y sus alrededores. Recorriendo los instrumentos musicales, los diversos sones y sus antecedentes hispanos, se refería a la versada jarocha…”
“De cualquier manera, y fiel a la tradición de identificar el quehacer del cronista con el de describir, antes que cualquier otra cosa, la fiesta, con sus bailes y su música y relacionarlas directamente con la idiosincrasia jarocha, Aguirre Tinoco daba a conocer prácticamente cada año, a partir de la década de los setenta hasta los primeros años del siglo XXI, alguna pieza que rememorara las festividades de antaño o que recogiera las características del festejo sotaventino de la Candelaria. En 1995, el Instituto Veracruzano de Cultura reunió varios textos de este cronista bajo el título de Tlacotalpan está de fiesta que son, sin duda, ejemplos de literatura local de particular trascendencia. Las descripciones puntuales de los diversos elementos que componen el festejo, desde la cabalgata inicial hasta la procesión y el paseo de la Virgen que cierra las festividades, desfilaban por esta prosa elegante y bien urdida, que tanto se esmeraba en narrar las especificidades de los jarochos…”
“Así, la crónica de la fiesta tlacotalpeña y particularmente los empeños del arquitecto Aguirre Tinoco influyeron en la gran difusión y el renombre que actualmente tienen dichos festejos. Tal vez sin saberlo, pero a ellos también se debe que año con año, los primeros días de febrero La Perla del Papaloapan se convierta en una especie de Meca para jaraneros, bailadoras y versadores…”
Por su legado artístico y cultural, excelente persona, ciudadano ejemplar, amigo de todos, el Arquitecto Humberto Aguirre Tinoco, a su muerte es llamado a ser grande entre los grandes de Tlacotalpan y el más importante precursor cultural de Nuestra “Verde Ribera”.
Descanse en Paz.
H. Veracruz, Ver. 21 de Octubre del año 2011.
Lic. Mario Aguilera Mimendi.
Enlaces a esta entrada
UN DIA COMO HOY, EL 9 DE ABRIL DE 1937, NACIO EN ESTA CIUDAD, SU VERDE RIBERA, DON RAUL MARQUEZ MARTINEZ, TLACOTALPEÑO QUE AMO A SU TIERRA ENTRAÑABLEMENTE. LES INVITO A VISITAR SU PERFIL http://www.facebook.com/pages/Tlacotalpan-Mi-Verde-Ribera-Ra%C3%BAl-M%C3%A1rquez-Mart%C3%ADnez/161679210523204

IMAGENES DE LA PORTADA Y CONTRAPORTADA DEL LIBRO "Tlacotalpan en la Historia 1200-1914" Desde Mi Verde Ribera.
Enlaces a esta entrada
A UN AÑO DE SU PARTIDA
13:26 | Author: JM

DON RAUL A UN AÑO DE SU "PARTIDA" FISICA, Y DE SU PRESENCIA ESPIRITUAL EN MI VIDA, QUIERO COMENTARLE QUE HE APRENDIDO MUCHO DE USTED, SU PAGINA http://desdemiverderibera.org REPRESENTA PARA MI UN REFUGIO, A ELLA ACUDO RECURRENTEMENTE EN BUSCA DE LA LUZ QUE SU SABIDURIA AHI PLASMADA DERRAMA.
ME DECLARO "FANS" DE SU OBRA, LA QUE HE CONOCIDO A TRAVEZ DE SUS ESCRITOS, SUS DECIMAS Y SUS INTERPRETACIONES MUSICALES DE ELLAS. EL AMOR DE USTED A SU FAMILIA HA REFORZADO EL VALOR QUE EN MI VIDA TIENE LA MIA.
GRACIAS POR LA AMISTAD DE RAUL, MI COMPADRE, HERMANO Y AMIGO, QUE PARA MI YA ES ENTRAÑABLE.
CON RESPETO Y ADMIRACION REAFIRMO MI CONVICCION DE QUE USTED TODAVIA VIVE.

"NO MORIRE"

Y CUANDO SEA CAUTIVO
DE UN SUEÑO ETERNO Y PROFUNDO
DEJO EN MI VERSO ERRABUNDO
MI ESPÍRITU FUGITIVO...
A MI VERSO,NO CONCIBO
QUIEN LO PUEDA CONDENAR
MI VERSO,EN CUALQUIER LUGAR
LIBRE SU BANDERA ONDEA
SIN IMPORTAR QUE YO SEA
ESQUELETO EN TIERRA O MAR..

EN LA VOZ DE ALGÚN JUGLAR,
MI VERSO TLACOTALPEÑO,
TENDRÁ UN SABOR CARIBEÑO
Y AROMA PENINSULAR
DESDE MI ESPACIO GLACIAR
SEGUIRÉ SIENDO EXPRESIVO,
POR ESO,SI ALLÍ RECIBO,
RENAÉL,UNA ORACIÓN,
DENTRO DE ALGÚN CORAZÓN
SEGUIRÉ CANTANDO VIVO...
CAP. RAUL MARQUEZ MARTINEZ
Enlaces a esta entrada
Después de una pausa, con ansias renovadas y dejando de lado las cosas que nos frenan en nuestro sincero actuar, aqui les dejo este nuevo testimonio de la obra de Don Raúl.

En el busto erigido en honor de Don Roberto García Loera hicieron guardia de honor así como depositaron una ofrenda floral por el 48 aniversario luctuoso de dicho personaje. Ahí mismo reconocieron el trabajo que como cajero del ingenio San Cristóbal hizo don Aníbal Sánchez Andrade, quien nació alrededor de 1920 y murió el 20 de septiembre del 2009, en Cosamaloapan, Veracruz.

Don Aníbal fue, durante muchos años en la década de 1960’s, cajero general del Ingenio San Cristóbal en Carlos A. Carrillo, Veracruz.

En los últimos años el gobernador Fidel Herrera, de quién era amigo, le nombro asesor personal.

Don Aníbal Sánchez Andrade murió a los 89 años, durante la tarde del domingo, 20 de septiembre. A manera de epitafio, su amigo el Cap. Raúl Márquez Martínez le dedicó la siguiente décima:
Aníbal:
Se va contigo
el más hermoso historial
y triste el cañaveral,
llora tu ausencia de amigo.
Parte el último testigo,
de esa grandeza cañera.
Hoy: recibe a mi manera,
en tu silencio mejor,
en cada verso una flor,
desde mi verde ribera.
Capitan Raúl Márquez Martínez
Encontrado en : http://www.solucionpolitica.com/rinden-homenaje-a-don-roberto-garcia-loera-precursor-del-coloso-de-sotavento/
Enlaces a esta entrada
Reconocimiento al Decimista Raúl Márquez Martínez
El H. Ayuntamiento en coordinación con el taller de la Décima Espinela y el Grupo Siquisiri, a los tres meses y medio de su ...
Elda García Malpica / El Dictamen
domingo, 04 de abril de 2010

El H. Ayuntamiento en coordinación con el taller de la Décima Espinela y el Grupo Siquisiri, a los tres meses y medio de su fallecimiento se le rindió un homenaje.

El día 3 de abril, sábado de gloria, la luz de la luna baña las cúpulas del templo de la nuestra virgen de la Candelaria, desparramándose sobre la plazuela Hidalgo, donde ya desde en la mañana se encuentra una lona anunciando el evento a celebrarse con la imagen del capitán Raúl Márquez Martínez a quien se le dedicara y rendirá en esta ocasión un reconocimiento póstumo por su labor poética a favor de nuestra cultura, a favor de su Tlacotalpan querido desde su verde ribera..

Todo se encontraba dispuesto, Erika Elvitz Gutiérrez Zamora Gutiérrez, conductora del evento anuncia la tercera llamada para dar inicio a tan merecido reconocimiento..

Inicia con la participación del Taller de la Décima Espinela en Tlacotalpan de quien fuera fundador el Capitán Raúl Márquez junto con el profesor Gastón Silva Carvajal también finado y el C.P. Diego López Vergara..

Actualmente conformado por jóvenes entre 11 y 17 años ejecutaron algunos sones, controversias, y al final las jovencitas Eréndira Abril Blanco, Vargas Sandra Elizabeth Blanco Vargas y Mercedes López Ramírez las primeras dos nietas del ilustre decimistas y amigo de Raúl don Constantino Blanco Ruiz "Tío Costilla" y la tercera hija de Diego López Vergara, con décimas de su autoría hicieron su reconocimiento al Capitán Raúl..

Desfilaron los poetas, Julio Alberto (7 años) y Claudia María (4 años) Melania Jiménez Reyes, Francisca Gutiérrez Delfín, Adán Zamudio de la Rosa, Rodolfo Medina Almendra, Porfirio Rosado Galó, Lourdes Aguirre Beltrán, Eleana de la Cruz Lili Reyes, Jorge Gabriel López, Ulises Trejo Amador, Erika Elvitz Gutiérrez Zamora Gutiérrez, Alfredo Guillén Vergara, César Bolaños, Julio Domínguez Medina, quienes cantaron al capitán acompañados por los grupos Tlacotalpeños de son jarocho: Son de la noche, Grupo Candela y el internacional Grupo Siquisiri con quien le unió una gran amistad y en su honor le improvisaron décimas en donde incluyeron a su familia, su esposa María del Carmen Silva de Márquez, sus hijos Raúl, Maica y Jessica, nietos Maica Paola, Raúl, María Gloria, Kiana y Karla quienes estuvieron presentes en este sencillo pero muy merecido reconocimiento al Capitán Raúl Márquez Martínez. Descanse en paz..
Enlaces a esta entrada
INVITACION AL HOMENAJE
0:43 | Author: JM
Enlaces a esta entrada
SOLO EL OLVIDO NOS HACE MORIR
4:47 | Author: JM
Enlaces a esta entrada
ROMANCE A MAICA PAOLA
14:45 | Author: JM
Enlaces a esta entrada
SIENTASE ORGULLOSO DON RAUL
19:10 | Author: JM

JUAN MANUEL:
ALGUNA VEZ PARTICIPO MI PAPA EN UN PROGRAMA DE RADIO QUE HACEN DIARIO EN ESTE LUGAR. EN OTRA OCASION DESPUES DE SU PARTICIPACION ME ENCONTRE CON EL TITULAR DEL PROGRAMA JORGE DURAN (EN COSTCO) Y ME PREGUNTO POR MI PAPA Y LE COMENTE QUE ESTABA EN VERACRUZ (EN LA VERDERIBERA, ASI LLAMABA A TLACOTALPAN) Y ME COMENTO, YO PENSE QUE VIVIA ACA EN CANCUN, BUENO CUANDO VENGA OTRA VEZ LAS VECES QUE SEA DILE QUE ES INVITADO ESPECIAL AL PROGRAMA, QUE LLEGUE SIN AVISAR, LO CUAL LE DI SU MENSAJE A MI PAPA Y ME CONTESTO VAMOS A VER, VAMOS A VER..
EN DIAS PASADOS FUI A ESE LUGAR CON EL MOTIVO DE PLATICAR CON UN AMIGO Y ME ENCONTRE DE NUEVO A JORGE DURAN Y LO SALUDE Y LE COMENTE DEL FALLECIMIENTO DE MI PAPA DICIENDOME ESTOY ENTERADO ESTUVE EN TLACO CON EL CHOCOS (GUILLO ROSARIO) EN FEBRERO, PREGUNTE POR EL Y ME ENTERE.
ME DIJO DE INMEDIATO QUIERO QUE VENGAS AL PROGRAMA Y PLATIQUES DE EL, VIO MI CARA DE ASOMBRO Y ME DIJO BUENO ALGUIEN QUE LO HAGA, LE PREGUNTO CUANDO, LUNES O MARTES, OK TRAERE A FELIX JUSTINIANO PARA QUE LO HAGA, DICIENDOME OK, ES MI AMIGO TAMBIEN, AQUI NOS VEMOS PRIMERO DIOS
Y AQUI ESTAMOS 23 DE MARZO DEL 2010 MUY ORGULLOSOS HABLANDO DE MI PAPA FELIX Y YO...
SALUDOS
Raúl Márquez Silva

Enlaces a esta entrada
Echando a perder se aprende
18:44 | Author: JM

Décimas sueltas como afectuoso saludo y evocando el viaje a Cuba de don Raúl Márquez para el encuentro de la décima cucalambé

Echando a perder se aprende
En busca de lo mejor
La perfección interior
Que el pensamiento pretende.
Yo sé que usted me comprende
Cuando las musas no están
O simplemente se van
Cual caprichosas doncellas
Nos dejan sin cosas bellas
Lo sabe usted capitán.

La tierra de Tres Patines
Rulecindo y Nananina
Que el tiempo con su patina
Nos traslada a esos confines.
Capitán Márquez Martínez
Llega al suelo de Martí
De Guillén y el Naborí
Cubanos todos difuntos
Pero al sentirlos tan juntos
Hónrelos usted por mí.

Félix Justiniano Ferráez. Cancún, Q.Roo., México - Invierno del 2007.

Enlaces a esta entrada